El bolgrafo y la pluma

El bolígrafo y la pluma son dos accesorios esenciales para las tareas del día. ¿Pero alguna vez se preguntó cuáles son los tipos de bolígrafo y qué puede diferenciarlo, p. ej., de una pluma? Es necesario distinguirlos ambos para las muchas y distintas necesidades de escritura existentes.

Esta guía le ayudará a responder sus preguntas explicando cómo funciona cada tipo de bolígrafo y pluma, el tipo de tinta que contienen y la descripción de los anchos de los bolígrafos de la pluma para sus diferentes tipos. Espero que le pueda sacar provecho.

Pero comencemos por lo primero: Las plumas son instrumentos de escritura que utilizan tinta para dejar una marca en la superficie (generalmente del papel). Probablemente es la herramienta más antigua de escritura que todavía hoy utilizamos.

La pluma tiene su propio depósito para tinta líquida a base de agua. Tiene plumín como pluma de inmersión, pero en los flujos de depósito, situados en el mango de la pluma, llega al punto por la acción capilar y la gravedad. Los primeros modelos aparecieron en el siglo X, pero el primer modelo de trabajo se hizo a mediados del siglo XIX.

A diferencia del anterior un Bolígrafo opera sobre un principio muy simple, por el que un depósito de tinta está conectado a una punta de escritura que contiene una pequeña bola de metal, alojada en un casquillo que le permite girar libremente. Si tiene un bolígrafo le será bastante fácil entender la explicación.

El depósito de tinta se llena con una tinta viscosa de secado rápido que se pone en contacto con la bola a través de un canal de tinta y se transfiere sobre papel de un modo uniforme a medida que la bola gira a través de su superficie.

La tinta del bolígrafo consiste en líquido disuelto en un solvente, por lo general aceite, que está especialmente formulado para ser grueso y de secado rápido. La viscosidad de esta tinta se controla con precisión para asegurar que sea tan gruesa que pueda fluir desde el tope del bolígrafo hasta la punta donde está la bola.

El primer bolígrafo fue diseñado en 1888, pero éste y todos los demás tuvieron problemas con el trabajo hasta que el bolígrafo se diseñó y mejoró en 1938.

Ahora contrastemos los tipos de pluma y de bolígrafo y veamos sus diferencias con el uso que se le han dado a lo largo de la historia.

  • Tipos de pluma

La pluma de caña es una pluma hecha de una sola pieza de bambú o de caña. Tiene una pluma dividida que lleva la tinta al punto de un bolígrafo. Es el tipo más antiguo de pluma que utilizamos y que se han encontrado en los antiguos sitios egipcios que datan del siglo IV a.C.

La Quill es una pluma hecha literalmente de una pluma de un pájaro grande. Substituyeron las plumas de la caña que eran demasiado tiesas y tenían vida corta. Fueron la herramienta de escritura más importante en el mundo occidental entre los siglos VI y XIX.

El “cepillo de tinta” es un pequeño cepillo usado para la caligrafía en Asia Oriental. Su cuerpo está hecho de materiales como bambú, oro, plata, jade, marfil, sándalo rojo o bambú manchado. Mientras que para los cabellos del cepillo se usaban cabellos de cabra, comadreja siberiana, cerdo, ratón, búfalo, lobo, conejo, tigre, ave, venado e incluso cabello humano.

La Pluma Dip es una pluma pero con una punta de metal y un mango. Apareció en el siglo XIX y como podía ser producido en masa de manera muy barata reemplazó a las Quills para siempre. Al igual que las plumas, la Dip no tenía depósito para la tinta y tenía que ser sumergida en el tintero de donde justamente obtuvo su nombre (“Dip” en inglés es mojar). Se utilizaron para la escritura, pero ahora se utilizan principalmente en la ilustración, la caligrafía y los cómics.

El rotulador es un tipo de pluma que tiene su propio depósito para tinta llena de material absorbente y una punta hecha de fieltro. Su cuerpo está hecho de vidrio, aluminio o plástico. El primero fue hecho en 1910 pero no llegó a ser popular hasta 1950. Se hace generalmente para escribir en diversas superficies.

  • Tipos de bolígrafo

El bolígrafo Rollerball es similar en casi todos los sentidos a un bolígrafo normal pero utiliza líquido a base de agua o tinta gelificada en lugar de las tintas viscosas a base de aceite. Los bolígrafos Roller fueron inventados en 1963 por Ohto en Japón. Los Roller trabajan con el mismo principio que los bolígrafos particulares, pero utilizan una tinta fina a base de agua en lugar de las tintas a base de aceite más gruesas utilizadas por aquéllos.

Una tinta menos viscosa en una bola de rodillos significa que escribe más uniformemente y con menos esfuerzo que en el punto de la bola. El secreto de este bolígrafo -para una escritura más suave- es que la tinta se consume más rápidamente dando como resultado una menor distancia de escritura y la tinta a base de agua se elimina fácilmente y no es adecuada para su uso en documentos oficiales debido a su falta de permanencia.

El bolígrafo espacial es un tipo de bolígrafo que tiene reservorio presurizado para tinta y está herméticamente cerrado. Esto le permite escribir bajo cualquier ángulo incluso cuando no hay gravedad presente y bajo el agua. Fue inventado en 1966 y fue utilizado por la NASA en sus vuelos espaciales.

El bolígrafo de dirección es similar a un bolígrafo de inmersión, pero tiene dos puntas cuya distancia se puede cambiar con un tornillo. Se utilizó para dibujos técnicos en ingeniería y cartografía, pero hoy en día se utiliza principalmente en el marco o la caligrafía.

Los bolígrafos de gel utilizan tinta de gel que tiene alta viscosidad. Su tinta se puede ver en superficies oscuras, se puede utilizar en materiales lisos, no absorbentes, es menos probable que sangren o se chorreen a través del otro lado del papel, y hace líneas más finas, bien controladas. Los bolígrafos de gel son ideales para cartas, cheques, documentos legales, obras de arte, autógrafos donde la estética y la permanencia son la preocupación principal.

Los tamaños de la punta de un bolígrafo de gel suelen se dividirse en 3 categorías basadas en ancho según el grosor de la línea que sale de la punta cuando se enrolla sobre el papel. Las micro puntas dejan una línea que es menor o igual a 0.5mm, las puntas finas dan como resultado un ancho de línea de alrededor de 0.7mm, y las puntas en negrita dejan una línea más gruesa que típicamente tiene más de 0.8mm de ancho.

Fijémonos que en un detalle importantísimo para las necesidades de escritura: los tamaños de las puntas de las bolas de rodillos se dividen en 3 categorías, basadas en un ancho según el grosor de la línea que sale de la punta cuando se aplica sobre papel.

Las micro puntas dejan una línea que es inferior o igual a 0.5mm, las puntas finas dan como resultado un ancho de línea de alrededor de 0.7mm, y las puntas en negrita dejan una línea más gruesa que típicamente tiene más de 0.8mm de ancho. Aunque estas definiciones pueden variar entre fabricantes, las puntas finas se definen generalmente como siendo de 0,8 mm o menos, de medio 1,0 – 1,2 mm, y anchas mayores de 1,4 mm. Las puntas de bola con un ancho de 0,7 mm son de lejos las más utilizadas.