¿Qué es un tambor y que es un tóner de impresora?

Tanto el tóner como el tambor son elementos imprescindibles para que una impresora láser pueda realizar su trabajo. Ambos elementos trabajan juntos y son los encargados de plasmar en papel textos e imágenes en alta calidad, por medio de todo el proceso que conlleva una impresión láser.

En la actualidad, las impresoras láser han tomado gran relevancia debido a que con ellas se pueden obtener impresiones de alta calidad, en cualquier escala y con los colores más nítidos y llamativos.

Este tipo de impresoras es comúnmente usada en lugares como oficinas o comercios donde se necesita imprimir una gran cantidad de hojas por día, debido a que las impresoras láser fueron creadas para imprimir muchas hojas en muy poco tiempo y con una excelente calidad.

Debido a esta relevante característica y a la calidad en que puede llegar a imprimir estas impresoras, industrias como las imprentas y la fotografía las han tomado para obtener un mejor resultado en su trabajo.

En el siguiente articulo te mostraremos cual es la función e importancia tanto del tóner como del tambor para una impresora láser y su correcto funcionamiento.

El tambor láser: Función y tipos

Una de las partes esenciales de una impresora, es el tambor. También conocido como fotoconductor o unidad de imagen, este elemento es el encargado de recibir la imagen directamente del láser y plasmarla a la hoja para obtener la impresión deseada.

Dependiendo del tipo de impresora podemos encontrar dos tipos de tambores, uno que viene integrado con el cartucho de tóner y el otro que es independiente.

El tambor integrado, es uno de los más comunes pues es el que normalmente encontramos en impresoras Samsung, HP y Canon, que son marcas muy conocidas. Este tipo de tambor permite ser sustituido cada vez que se hace cambio de tóner pues viene integrado a este y posee una duración ajustada a la cantidad de tóner del cartucho.

En cuanto al tambor independiente, tenemos que es un elemento que no pertenece a el cartucho del tóner y por ende se de cambiar por separado. Este tambor es común encontrarlo en impresoras de marca Lexmark, brother y OKI. Con este tambor hay que estar más al pendiente de su desgaste y vida útil ya que cada cierto cambio de tóner habrá que remplazar el por uno nuevo, pues los tambores son elementos con un cobertura con propiedades fotoconductoras que con el uso este se va desgastando.

Al ser una pieza distinta en el caso de los Brother puede llevar chip para marcar el numero de paginas que le quedan y en ocasiones puede dar problemas y necesitar un reset especifico para el tambor.

Cada marca de tambor independiente suele especificar qué vida útil tendrá el tambor para que el usuario pueda adquirir uno nuevo en el tiempo prudencial.

Determinar que un tambor debe ser cambiado no es complicado, solo falta con fijarse si nuestras impresiones tienen líneas y manchas verticales o si se repiten zonas de impresión un poco más arriba en la hoja, este suele ser un indicativo que el tambor está dejando de funcionar de forma adecuada por desgaste o por algún daño.

¿Qué es el tóner de cartucho de impresora?

En las impresoras y fotocopiadoras láser el tóner es el polvo seco que se encarga de formar las imágenes y textos, normalmente es de color negro aunque actualmente se han elaborado tóneres de color para una mejor experiencia en impresión.

Este polvo está cargado eléctricamente y se constituye de 2 tipos de sustancias, el plástico y los pigmentos. Los pigmentos, son los que dotaran de color a las imágenes o textos que serán impresos y el plástico tendrá la función de mezclarse con los pigmentos mediante la unidad de fusión del tóner, en la que se derrite para poder plasmarse en el papel por medio de la presión y el calor adecuado, a través de un proceso llamado magnetografía o atracción electrostática.

Con el pasar del tiempo, las empresas han mejorado la calidad de este polvo para pasar de un polvo de carbono común a uno combinado con polímero. Cada fabricante tienen una formula diferente de realizar el tóner es por ello que en cada marca puede variar en el tamaño de los puntos de fundición y de los gránulos del polvo.

Existe distinta variedad de tóneres, pero básicamente todos están elaborados a base de carbón y hierro. Entre sus otros componentes podemos encontrar el cobre, el cianuro inorgánico, el cromo, el revelador, las partículas de termoplástico y el acrílico.

Esta es una sustancia bastante específica que tienen un proceso de fabricación complejo y que cada compañía la lleva a cabo de diferente manera para distinguirse de los demás, aunque siempre bajo los mismos estándares de fabricación.

Funcionamiento del cartucho de tóner

El proceso de funcionamiento del cartucho del tóner, da inicio cuando se envía una carga negativa al rodillo de transferencia, siendo enviada al cilindro de imagen, la carga negativa uniforme. El haz del láser incurre sobre la superficie del tambor y posteriormente comienza a actuar sobre la superficie del cilindro y genera una imagen electrostática.

En el segmento de revelado, el rodillo soltará una fina capa de tóner con carga negativa, trasladándose a la superficie del cilindro, únicamente en las secciones que fueron iluminadas por la luz del láser.

Para finalizar el proceso, la impresora debe tomar una hoja la cual atravesará el rodillo de transferencia y el cilindro de imagen. El tóner se fijará de forma firme al utilizar calor que será fundido en el papel, evitando de esta forma que ocurran derrames.

Debido a todo este minucioso proceso, la calidad de las impresiones de una impresora láser es superior a la de una impresora de tinta, además que el tiempo en que se imprime una cantidad considerable de hojas es mucho menor. Es por ello que en lugares donde se necesiten imprimir documentos extensos e imágenes con alta resolución, la impresora láser será la mejor opción.

Muchas personas suelen pensar que tener una impresora láser es más costoso, ya que el precio del tóner es más elevado que el de los cartuchos de tinta, pero con un cartucho de tóner se puede imprimir hasta 10 veces más que con un cartucho de tinta y es de aquí donde se demarcan una de sus diferencias más relevantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *